Retirarse Con Una Mano Grande

Cartas y Fichas en la MesaTal vez una de las decisiones más difíciles de tomar en un juego de póker es saber cuándo retirarse teniendo una mano grande. Varios comentaristas del juego dicen que es más fácil retirarse con una mano grande en el Texas Hold’em que en otros tipos de juegos como el 7 Card Stud, pero dime si crees que este es el caso la próxima vez que tengas que retirarte teniendo un Par de Ases.

Sin embargo si es muy difícil, si quieres progresar y llevar tu juego a un nivel más elevado entonces retirarte teniendo una gran mano es una habilidad que debes aprender y más importante aun aprender a hacerlo bien. No tiene caso que te retires con una mano grande todo el tiempo cuando no estás derrotado. Necesitas reconocer cuando hacer la gran movida y con el tiempo perfeccionar la habilidad.

Encontraras en la mayoría de los jugadores que son incapaces de hacerlo y nunca se retirarán, en lo absoluto. Este es el error clásico de jugadores que están tan obsesionados por el hecho de que tienen buenas cartas que se les olvida lo que podrían tener sus oponentes y asumen que tienen la mejor mano y continúan apostando y apostando hasta el final, solo para ver al dealer halar sus fichas en dirección opuesta.

En el póker, en algunas pocas situaciones, es mejor usar el sentido común y evaluar tu situación particular.

Si tienes un par de Ases y las cartas del flop son KCorazon KEspada QCorazon, necesitas prestar mucha atención a las acciones de tus oponentes y tratar de leerlos ya sea que con una corazonada o no. En la carta Turn aparece una JEspada. Después, e la River Aparece un 9Corazon.

¿Qué puede derrotar tu Par de Ases realmente? Hay una gran oportunidad de que tus oponentes tengan Color, o Escalera, o un Trío, o un Full House.

Claro, este es un caso extremo pero demuestra el punto de que no importa que tan buena sea tu mano, que no puedes asumir automáticamente que le estas ganando a tus oponentes y que realmente tienes que pasar por el proceso de evaluar que manos podrían tener tus oponentes y como afecta la forma en que jugamos la mano.

Si estás jugando en contra de un oponente decente que ha visto tu fortaleza antes del flop y luego después del flop, ellos continúan apostando y aumentando tus apuestas y entonces tienes que dar un paso atrás y pensar acerca de lo que ellos ya saben.

Ellos han visto la fuerza mostrada cuando aumentaste la apuesta, así que están conscientes  de que puedes tener una mano grande, pero aun piensan que te están venciendo y están apostando y aumentando, así que hay una gran posibilidad de que tu mano esté derrotada y tú debas retirarte de la mano.

Por supuesto, solo puedes saber esto prestando atención y construyendo un perfil del tipo de jugador que es tu oponente, y luego, usar este perfil para tratar de descubrir que tipo de mano tiene y para saber si estas derrotado.

Evaluar a tu oponente puede ser difícil, especialmente cuando juegas póker online. Hay gente que escoge quedarse en la misma mesa y jugar con la misma gente una y otra vez. Sin embargo, a veces este no es el caso y ves gente que llega a tu mesa, juega un juego (incluso una sola mano) y se van inmediatamente. Esto hace difícil para saber qué tipos de movimientos pueden hacer en esa única oportunidad que tienes de jugar con ellos.

Mientras más juegues y obtengas experiencia tomando decisiones con manos grandes en el póker, mejor jugador te harás. Eventualmente llegaras al punto en que evaluar a los oponentes se hace más fácil, y no cometerás el error de quedarte con un Par de Ases si crees que tu adversario puede tener una mano superior.

Mucha suerte.

Comparte esto en:

Facebooktwittergoogle_plusmail