Cuando Ser Agresivo Con Una Buena Mano

Apostando TodoSi has jugado póker por mucho tiempo, entonces este consejo no va a ser una gran revelación para ti, aunque nunca se es demasiado experimentado para aprender. Sin embargo, si eres nuevo en este juego, esto podría servirte de mucha ayuda.

En este artículo discutiremos como jugar cuando tienes una muy buena mano, y lo más importante, cuando jugarla agresivamente y cuando slowplay (esto es cuando jugamos sin agresividad para confundir a tus oponentes y sacarles más dinero).

Esta es una de las grandes debilidades en muchos jugadores, que tienen una mano grande y automáticamente hacen un slowplay sin pensarlo. Esto puede llevarte a muchos problemas desde darle la oportunidad a tu oponente de ligar una mano mejor por no proteger tu mano adecuadamente o el problema más básico, no sacarle el valor suficiente a la mano.

Así que veamos algunos ejemplos donde debes pensar con más cuidado acerca de cómo jugar las buenas manos.

Ligar un Trío con una de las cartas del Flop

Supongamos que tienes un Par que ha logrado convertirse en Trió con el Flop. Esta es una muy buena situación y es una mano bastante camuflada. El problema aquí es que debido a que es una mano muy camuflada, la mayoría de los jugadores no quieren arriesgarse a mostrar su fuerza apostando de una vez a la River, en vez de eso, automáticamente escogen hacer un slowplay.

A veces esto puede ser una opción viable y puede inducir a otros jugadores a poner fichas en el pozo antes de que les enseñes tu fortaleza y aumentes la apuesta, o puedes continuar el slowplay, o solo ir a cualquier apuesta que se haga en el Flop.

Pero antes de hacer el slowplay con el Trió necesitas considerar la “textura” del Flop para que puedas ver que posibles proyectos hay en el Flop, y si haces un slowplay hay posibilidades grandes de que permitas que tu oponente se nivele contigo pagando barato.

Básicamente necesitas analizar el Flop, si hay proyecto de Escalera o Color en la mesa no es aconsejable el slowplay, y debes asegurarte de que cualquiera que desee perseguir esa Escalera o Color debe pagar el precio requerido.

Personalmente me gusta apostar de frente cuando ligo un Trió. Es una mano camuflada y es muy poco probable que alguien me venza si apuesto de frente con un Trió, es más probable que lo hagan con una mano mediocre como un Par Alto.

De hecho, aquí es donde se cae el argumento del slowplay, porque si estás haciendo un slowplay y de repente vas o aumentas las apuestas, le estas dando a tus oponentes la información que necesita para pensar “¿Será que tiene un Trió?”

Así que a mí me gusta apostar de frente cuando ligo un Trió y hacer crecer el bote inmediatamente, y tratar de obtener más valor en el bote mientras protejo mi mano de posibles proyectos.

Ligar un Color pequeño o mediano

Aquí hay un ejemplo donde estarías buscando problemas si haces el slowplay con esta mano. Tienes en la mano un 5Diamante 6Diamante y en el Flop aparecen tres cartas de diamantes. Ahora tienes una mano fuerte, pero muy vulnerable.

Tu mano ya podría ser derrotada por alguien que tenga un Color más grande, o uno o más de tus oponentes puede tener un proyecto de Color mucho más grande.

Aquí hay una sola movida por hacer, y es apostar o aumentar en el Flop para tratar de descubrir como estas en la mano.

Esto sirve para dos cosas, la primera es para hacer que todas los que tengan proyecto de Color paguen para ver la próxima carta. La segunda es para encontrar alguna información de que alguno de tus oponentes ya tenga una mano mejor.

Si te enfrentas a mucha resistencia y te re-aumentan la apuesta entonces debes considerar la posibilidad de que alguien tenga un Color más alto, entonces o sales del pozo si tienes esa sospecha, o te mantienes en el juego de la forma más económica posible pasando y solo yendo a las apuestas sin aumentar.

Conectarse al Flop con un A-K

La última mano que vamos a revisar en este artículo es cuando tienes A-K en la mano y luego conectas algo con el Flop. Supongamos que en el Flop ha salido A-7-4 y ahora tienes un par alto.

Sorprendentemente esta es otra situación donde muchos jugadores hacen slowplay con su mano, ¿Por qué? No sé, siempre me ha desconcertado esto.

Esta es una situación muy vulnerable y no solo tienes todos los peligros de que tus oponentes liguen Escaleras y Colores como las que ya hablamos, sino que también hay la posibilidad de que ya te hayan derrotado con un Doble Par con un A-7 o algo similar o algún Trió.

La única manera de jugar este tipo de manos es apostar de frente, o incluso hacer un pequeño aumento si alguien te hace una apuesta.

Esto no solo hace que tu oponente pague para ver otra carta si tienen un proyecto, sino que también provee algo de información acerca de la fuerza las manos de tus adversarios y si necesitas frenar un poco tus apuestas, o incluso irte de una vez si pareciera que ya te derrotaron.

En conclusión, ligar una mano grande es algo muy bueno, pero debes asegurarte de que juegas tu mano correctamente para asegurarte de que obtienes lo que vale tu mano y que la protejas adecuadamente así como a tu dinero en contra de jugadores con proyectos. Si tratas de jugar con trucos, entonces a veces puedes perjudicarte a ti mismo. Evalúa la situación cuidadosamente y toma las decisiones correctas.

Puedes poner en práctica este consejo en las mesas de PokerStars, Mansion Poker o cualquiera de las salas de póker de internet recomendadas. Allí podrás jugar gratis e ir fortificando tus habilidades poco a poco.

Mucha suerte.

Comparte esto en:

Facebooktwittergoogle_plusmail